INICIO    MÚSICA    DANZA    TEATRO    PATRIMONIO    OKINAWA    AINU

Derechos Reservados
© Mauricio Martinez R..
PROYECTO GAGAKU
Universidad de Stanford
MÚSICAS
DE ASIA
INTERNET RADIO

LA MÚSICA MODERNA EN EL PERÍODO MEIJI (1868-1912)

por William P. Malm ©


2. El Estado de la Música Tradicional hacia Mediados del Siglo XIX


La música occidental fue introducida en Japón en un momento en el que había gran actividad en una amplia variedad de formas musicales. Al tiempo que la música de la corte (gagaku) y el teatro noh seguían existiendo en una forma mas bien discreta durante el siglo XIX, formas de música shamisén tales como nagauta y kiyomoto estaban en la cúspide de su desarrollo y creatividad. Fue durante esta época cuando se compuso la mayor parte del repertorio básico de estas formas nuevas que existen aun hoy día. Además fue en este período cuando se hizo común la práctica de los ozashiki o conciertos de música shamisén. Esta separación del teatro kabuki le permitió a los compositores el experimentar con nuevas formas y nuevas fuentes de inspiración. En nagauta estos resultados se pueden apreciar en piezas tales como "Azuma hakkei" (1818), que tiene que ver con famosos paisajes, y "Tsuru kame" (1851) que esta basada en una obra de noh. Una prueba menos placentera pero aun así significativa del estado de la música tradicional durante el siglo XIX fue la gran cantidad de contiendas entre, peleas entre familias y la creación de nuevos gremios de músicos. De esta forma las diferentes formas tradicionales no fueron muy afectadas por las primeras acciones llevadas a cabo por la restauración Meiji.

La situación de las músicas para koto, shakuhachi y biwa fue afectada más directamente.Los estilos básicos de interpretación de koto y la mayoría de su repertorio estandar fueron establecidos durante el siglo XVIII bajo la influencia de Ikuta Kengyo (1655-1715) y Yamada Kengyo (1757-1817). Se hicieron más desarrollos en las areas de la música solista (danmono) y en la música de cámara (sankyoku) durante el siglo XIX. Sin embargo la conexión entre la música koto con los derechos especiales de los ciegos causaron una gran agitación en la estructura política del mundo del koto cuando se cambiaron estos derechos bajos las leyes Meiji. Un cambio social similar ocurrió en la música para shakuhachi cuando los derechos exclusivos de la secta budista Fuke en la interpretación de esta flauta fueron abolidos creandose así oportunidades para nuevos tipos de estudiantes y profesores.Por fortuna tanto para la música shakuhachi como para la de koto, estas dos tradiciones habían desarrollado sistemas de notación apropiadas para los requerimientos de su estilo particular de tal forma que se podía llegar a nuevas plataformas para su música sin depender exclusivamente de la técnica de aprendizaje por memoria. Tales sistemas fueron casi completamente desconocidos en la música shamisén antes del siglo XX.

La música para biwa era básicamente de interés regional hacia el siglo XIX. La declamación con el acompañamiento de biwa de los famosos pasajes épicas del Heike (Heike-biwa) todavía se ejecutaban durante el período Edo bajo la protección del shôgunato (gobierno del shôgun) pero el arte casi desapareció cuando se retiró este patrocinio en la época de Meiji. Sin embargo las tradiciones sureñas de Satsuma y Chikuzen biwa en realidad avanzaron durante la última parte del siglo XIX a medida que el poder y al influencia de Satsuma crecía en los asuntos nacionales. De esta forma esta música se trasladó a Tokyo como parte de un flujo general de gente e ideas desde Kyushu hacia los nuevos círculos de poder.

Esta breve reseña muestra que mientras que al comienzo de la reforma Meiji no existieron efectos fundamentales en la estructura social de diferentes tradiciones musicales japonesas, la fuerza (o quizás la inercia) de otras tradiciones las condujo a lo largo de caminos básicamente inalterados cuando la música occidental apareció por primera vez. Sin embargo la relación intima de la música occidental con el nuevo sistema de educación japonés pronto forzó a la música tradicional a tener en cuenta a su nuevo rival.